Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
El Oráculo de Ifa

Blog dedicado al Conocimiento y enseñanza de la metodología de Ifá y de Osha y para compartir ideas sanas

Testigo del Destino de los Seres Humanos

Publicado en 16 Noviembre 2010 por José Guerra Omo Obatala Awo ni Orula OjuaniBosa in IFA

Si bien los investigadores no pueden ubicar el origen exacto de la religión yoruba, en términos de su filosofía, cosmovisión, cosmogonía, ética y contenido teológico, se considera que Orula (Orunmila) fue su estructurador (Ifa Karade; Pág 9). De acuerdo con el autor Baba Ifa Karade se ha situado la existencia física de Orula entre los años 4.000 A.C y 2.000 A.C. No obstante, esto constituye sólo una aproximación dado lo dificultoso que es precisar una fecha al respecto.

En este sentido, se ha llegado a considerar que efectivamente Orula se trata de un antepasado deificado y se narran leyendas al respecto, sin embargo, los mitos y narraciones yorubas han sido reiterativas en colocarlo en los orígenes de toda la creación junto a Dios. De ahí que uno de los elementos que distinguen a Orula del resto de las divinidades es su carácter de “Testigo de de nuestros destinos”: Elerii ikpin, ya que es solamente a través de Orula que se puede saber qué hacer para mejorar el destino de las personas, y por tal razón existe un refrán en la cultura yoruba que reza: Otun-Orí-tiko-suan-se: el que repara el Orí desafortunado (destino representado por una cabeza). (De Souza; Pág 50).

Un mito proveniente de la tradición oral expresa que Orula era hijo de padres que estaban en el cielo y nunca visitaron la tierra, su padre se llamaba Oroko y su madre Alayeru. El mito plantea que Orula bajó al mundo para arreglarlo y supervisar los asuntos relacionados con los embarazos, nacimientos, enfermedades, el uso de las hierbas y el manejo general de las cosas. Según la investigación de De Souza, “el origen de Orunmila fue incierto y por lo tanto, el nombre del padre se da indistintamente como Jakuta, Oroko o Agbonniregun, y el nombre de la madre como Alajedu. El hogar de los padres según este mito es Ife, desde donde Orula viajó por el mundo enseñándole sabiduría a los hombres” (Op. Cit; Pág 59).

Se considera que cada nombre en yoruba tiene una significación por estar vinculado con su tarea principal o su razón de ser (ibidem; Pág 48). Al respecto, además del significado del nombre de Orunmila expresado más arriba, existe otro criterio que sostiene que el nombre Orunmila significa: Oram-l’o-mo-eni-ti-o-la, que se traduce como: sólo en el cielo Dios sabe quién se salvará (Ibidem), reafirmando nuevamente su carácter de único revelador del destino de la persona.

Orula es llamado además, actualmente entre los yorubas, Ibikeji Olodumare, es decir, el que sigue en rango a Dios, aunque se afirma en la literatura yoruba que Él nunca permitió que lo llamaran de esa forma, sino que fueron las divinidades restantes quienes decidieron llamarlo así.

Según De Souza (Op. Cit) algunos autores plantean que Ifá y Orula se interpretan como una misma deidad, y se usan tanto para nombrar al sistema de adivinatorio como a la divinidad que lo rige. De ahí que los seguidores de Orula, cuando están adivinando dicen: “dice Ifá, dice Orula”. No obstante, un análisis más detallado no lleva a sostener que cuando se habla de Ifá se hace referencia al sistema de adivinación, “expresión del pensamiento yorubá por excelencia; la condensación del pensamiento, la comprensión y la sabiduría llegada a nosotros de una forma artística bellamente concebida a manera de códigos, parábolas, símiles y metáforas” (Op. Cit; Pág 57). Y cuando hablamos de Orula, estamos hablando del comunicador o portavoz del sistema de adivinación de Ifá por mandato del Ser Supremo (Ibidem).

Comentar este post